Historia y Evolución


Publicado el 13/08/2019
    1

1Para toda amazona es importante conocer la historia y evolución de la equitación a la amazona, pues está directamente relacionada con nuestra forma de montar, y en ella podemos encontrar muchas respuestas que nos conducen al por qué de esta disciplina tan controvertida y divertida.

Observar la estrecha relación entre la equitación y el estatus de la mujer, ofrece una curiosa visión de la evolución de la sociedad.

Antigüedad

Imagen

El nombre “amazona” nos evoca la mitología griega: mujeres guerreras del Norte de África quienes, al igual que los hombres, luchaban y montaban a horcajadas.

Sin embargo, en la tradición occidental a las mujeres no se les estaba permitido montar a horcajadas. Esta práctica estaba considerada perjudicial para la fertilidad femenina, tampoco la vestimenta de las mujeres,con largas faldas y pesados vestidos facilitaba montar a caballo. La única manera de montar permitida para la mujer era sentada perpendicularmente a la marcha del caballo, con las dos piernas hacia el lado izquierdo del lomo.

Edad Media

Imagen Durante la Edad Media, en el siglo XIII nace la “Jamuga”. Se trata de un albardón al que se incorporan un respaldo y brazos para -en teoría- aumentar la comodidad de la amazona. Sin embargo, la amazona continuaba sentada de forma perpendicular; esta posición precaria después de largos trayectos resultaba incómoda y, lo más importante: la amazona no podía controlar su propia montura, necesitaba constantemente la ayuda de un palafrenero que la acompañase guiando su mulo, burro o caballo.

Se trataba de una equitación pasiva: su posición le impedía ejercer ninguna acción sobre su montura, necesitando la ayuda constante de un hombre que la guiase.




©2019 Radio Clásica Digital
:: Provisto por: Tucuman Radio