Vestimenta de la epoca de Rosas (1820 – 1852)


Publicado el 9/04/2019
    1

1La vestimenta en este período se caracterizó por tener una torneada silueta en forma de X.La moda era sencilla y práctica, el traje es más cerrado que en el período anterior. Se utilizaban telas simples como lana y paño. los colores eran oscuros : grises, marrones, verde oscuro, azul oscuro, entre otros. En 1840 se comenzo a usar tela a cuadros.

El traje de gala se hacían con telas más suaves, como: batista, muselina; de colores mas claros. Era más abierto y un poco más decorado.

Usaban una camisa con cuello y botones, La chaqueta, frac normalmente, tenía un gran cuello, de terciopelo si era de gala. Tenía mangas abollonadas en el hombro y era estrecho en la cintura hasta tal punto que algunos usaban corsé. El chaleco era de tela más clara que la chaqueta,

En la decada del 40 surge una rebelion y las mujeres comienzan a poseer los mismos derechos que los hombres, por lo tanto comienza a masculinizarse la ropa hasta la cintura.

 

Zapatillas de tacón plano, a veces con cintas que se cruzan en el empeine y atadas sobre los tobillos, como las bailarinas, pero sin acabar en puntas. Eran de seda o de crepé, de colores a juego con el vestido.

Durante las décadas de los 20 y 30, predominó el peinado llamado “Apolo”, el cual consistía en colocarse el cabello en la parte superior de la cabeza con un nudo coronado por bucles verticales

Usaban abanicos, y a menudo se llevaba también un ramo de flores. La sombrilla, rara vez se abría, ya que tenía que ser de un enorme tamaño para proteger el sombrero. No usaban maquillaje.

La muerte de la esposa de Rosas, doña Encarnación, en octubre de 1838, motivó largas manifestaciones de pesar; la Mazorca llevó luto durante dos años, el mismo lapso que el gobernador. Los adictos de Rosas eran reclutados entre la clase humilde, cuyas quejas y pedidos atendía con diligencia, ya fuera en persona o por intermedio de sus parientes.

La “clase decente” organizaba por turno fiestas parroquiales en honor de Rosas, y el retrato de éste era paseado por las calles con gran escolta de honor. Los negros, admiradores fanáticos de Rosas, ocupaban en su mayor parte la parroquia de Montserrat, conocida como “barrio del tambor, del mondongo y de la fidelidad”.

Los turbantes se hicieron anchos y se convirtieron en auténticos sombreros, llamados capotas. Éstos tenían alas anchísimas y eran generalmente de paja, aunque también podían ser de seda o satén y se adornaban con una gran cantidad de flores, lazos, cintas o plumas de vivos colores.

 

Se utilizaba el corsé. Las mangas, se cubrían con otras de gasa transparente. Las faldas se apoyaban sobre enaguas, para poder conseguir mas volumen. A partir de 1840, las faldas se alargaron de nuevo tapando los tobillos.

 

Usaban ridículos, abanicos, y a menudo se llevaba también un ramo de flores. La sombrilla, rara vez se abría, ya que tenía que ser de un enorme tamaño para proteger el sombrero. No usaban maquillaje.

 

Usaban pantalones largos, anchos arriba y estrechos abajo.

En la decada de los 30 y 40 el hombre para salir a la calle, utilizaba un abrigo formal. En esta epoca se usaban zapatos, eran de taco plano y punta alargada.

Se usaba la “pelliza” que era un abrigo largo forrado de piel, con manga abullonada y ceñida desde el codo al puño.




©2019 Radio Clásica Digital
:: Provisto por: Tucuman Radio