La galería global


Publicado el 15/01/2019
    1

1Cuando NoguerasBlanchard abrió su primer espacio en Barcelona, en 2004, la ciudad vivió un pequeño brote galerístico con las aperturas de ADN y ProjecteSD y una renovación del mapa de galerías que tradicionalmente habían habitado la calle Concell de Cent y sus alrededores, con las míticas Toni Tàpies, Carles Taché o Estrany-de la Mota. El modelo era el clásico. Entonces no había ni WhatsApp ni Instagram y todo funcionaba con laboriosos dosieres en papel personalizados con imágenes escaneadas que el fotógrafo todavía entregaba en mano y en clichés. El fax todavía era hábil para hacer una oferta y las webs eran sencillas y caseras. De esa escuela vienen Álex Nogueras y Rebeca Blanchard. Cuando pensaron abrir su propio proyecto dieron un giro logístico de zona y se instalaron en pleno Raval, en un espacio en calle Xuclà, a tres minutos caminando del MACBA que entonces dirigía Manuel Borja-Villel y a diez del CASM que llevaba Ferran Barenblit.

El siguiente paso fue darle un giro a la idea de galería local y expandirla a una global. De ahí que en 2012 abrieran su segundo espacio en Madrid, buscando la misma complicidad vecinal del Museo Reina Sofía y La Casa Encendida, así como un eje de galerías instaladas ya en la calle Doctor Fourquet. Eso supuso otro brote de aperturas y dibujó un nuevo mapa de las galerías en la ciudad. Rozando ya los quince años de camino, siguen dando giros espaciales buscando ese modelo de galería acorde a los tiempos cambiantes y las economías dispares. La idea de dejar el pequeño espacio en el centro de Barcelona para instalarse en el amplio local a las afueras, en Hospitalet del Llobregat, fue arriesgada en su inicio, pero pasados ya dos años ha devuelto a este proyecto ese pulso experimental al que siempre han estado apegados. Y no son los únicos. Contribuye, y mucho, el hecho de que la zona se haya convertido en un nuevo distrito cultural, con la llegada de otras galerías y muchos artistas. Aunque por encima de todo está la apertura de trabajo que ofrece esta galería convertida la mayoría de las veces en un project space, abierto muchas veces a la mirada de comisarios. La última es Rosa Lleó. En sus manos está este año el ciclo Margins of Ten, que acaba de inaugurar la exposición de Ad Minoliti.

Siempre han perseguido crear un modelo de galería diferente en términos de relación con los artistas y sus carreras. Siempre han tenido claro que artista y galería no son dos entidades independientes sino que están estrechamente ligadas en los procesos de producción y promoción. Delimitar las responsabilidades de la galería con el artista y viceversa es su mayor apunte a un cambio de modelo más sostenible para la creación y el negocio. De todo ello hablamos con ellos cuando preparan ya la primera individual de Mercedes Azpilicueta en su espacio en Madrid.




©2019 Radio Clásica Digital
:: Provisto por: Tucuman Radio